Buscando trabajo en Infojobs: ¿sirve para algo o sólo crea adicción?

por desempleadacultural

Querido blogonauta,

Hace años me hice una cuenta en Infojobs, no recuerdo muy bien por qué ya que por aquel entonces yo trabajaba en otro sitio. Cierto que mi anterior y único trabajo hasta ahora no me colmaba espiritualmente, pero tampoco tenía disponibilidad debido a mis estudios para buscar otro empleo. Supongo que por ello Infojobs cayó en el olvido… hasta que lo retomé hace dos meses. Verse sin ningún tipo de trabajo a la vuelta del verano hace que te pongas las pilas para no caer al abismo. Todos sabemos lo que implica el desempleo (y no precisamente sólo falta de ingresos).

Pues bien, actualicé mi perfil, puse una foto mía y comencé a buscar trabajo. No he abierto el perfil a Google porque siento cierto reparo a que puedan aparecer sin más mis datos en un buscador. Creo que atraería a más ex-compañeros de la facultad ávidos por regodearse en las desgracias ajenas que a empresarios o empleadores (¿quién no ha buscado a sus antiguos compañeros de clase para comprobar-con cruel alivio- que están igual o peor que uno en temas laborales?).

El caso es que llevo dos meses echando a ofertas (de cosas relacionadas con lo mío: educación, museos, etc) y no me han llamado ni una sola vez, a pesar de que me aparece el famoso letrerito de “incluido en el proceso”. Como puedes imaginar, para ver si era capaz de desentrañar los resortes ocultos de Infojobs (y averiguar por qué narices no me llaman para una mísera entrevista) comencé a buscar en google información sobre el funcionamiento real de este portal de empleo. He de reconocer que he encontrado páginas muy, muy interesantes que me han dado una idea muy exacta de cómo funciona el portal de empleo que se anuncia como líder en España.

Por ejemplo, en esta web se habla de cómo los reclutadores pueden descartar fácilmente candidaturas sin necesidad de entrar en los CVs, simplemente atendiendo a las respuestas de las famosas “killer questions” o a datos tales como la edad o la provincia de residencia. Después de leerlo, he llegado a la conclusión de que, con tal de que lean tu cv y en último lugar te convoquen a una entrevista (que es lo que realmente uno busca en portales como estos), es preferible mentir… piadosamente y responder lo que crees más conveniente para no ser descartado ipso facto (¡ya habrá tiempo para que te descarten después!). Y que conste que soy incapaz de mentir en un curriculum porque siempre he pensado que me pillarían rápido.

Otra web interesante, en este caso un blog, nos da consejos generales acerca de cómo dar una buena impresión. Recomendación fundamental: incluir una carta de presentación lo más personalizada posible. Yo no lo veo factible, porque mientras estás personalizando la carta se te inscriben fácilmente treinta candidatos más y eso va en detrimento de que abran, aunque sea por cinco segundos, tu curriculum.

Por último, en mis búsquedas sobre Infojobs, he encontrado numerosos foros en los que se calificaba a éste y otros portales de estafa porque nunca llamaban a los candidatos, a pesar de que su curriculum hubiera sido seleccionado. En esa situación estoy yo: deseando hacer una entrevista, con mi cv supuestamente seleccionado y ¡el teléfono no suena!

Y es en este punto cuando comienza el lado oscuro: la adicción, la obsesión por entrar treinta veces al día para ver el estado de tus candidaturas. Me temo que se puede convertir en algo patológico y, sinceramente, no merece la pena. Como decía un forero en algún foro: cuando eches la candidatura, no vuelvas a mirar su estado. Si te llaman bien, si no, a otra cosa.

En conclusión: ¿sirven estos portales de empleo para encontrar empleo? A día de hoy no lo sé. Tal vez sean un negocio más para conseguir miles de datos que vender a empresas o para que el portal recaude dinero a base del pago de anuncios y servicios premium de dudosa utilidad real.

Seguiremos buscando… y esperando esa llamada. ¿No queda más remedio?

Vale.

Anuncios